Bourbon Heirlooms

Nuestros Bourbones tienen toda la casta de taza de esta antigua variedad, considerada la más ilustre del café. Siempre redonda y balanceada, dulce y excitante. La Variedad Bourbon se supone ser una Mutación Natural de variedades que fueron surgiendo de la primigenia Especie, Coffea Arábica, en Etiopía y Yemen. De esa esp. Arábica surgieron la var. Typica, que se convirtió en el arquetipo de la gran mayoría de variedades que se han venido evolucionando desde Etiopía; y la var.Bourbon, la que surgió en la Isla de Bourbon, a donde fueron a parar los primeros cafetos que le fueron obsequiados al monarca francés, Luis XIV.

Ya en 1669, Suleyman Aga, embajador del sultán otomano, Memhed IV, le llevó granos de café como regalo a Louis XIV y de paso se estableció en Paris en donde su principal actividad social y diplomática fue la de preparar café turco para la alta burguesía francesa que era servido por asistentes vestidos con el atuendo otomano. De ese modo los parisinos adquirieron un gusto muy sibarita por la exótica bebida a la que llamaban "Vino Árabe" o "Bebida Mágica".

Según una versión histórica, cuando el Tratado de Utretch pone fin a la Guerra de Sucesión Española en 1714, el Burgomaestre de Amsterdam, le envía al monarca francés un cafeto de regalo. Los holandeses habían sacado de contrabando una semilla del Puerto de Mokka, en Yemen, y lo habían plantado en Ceilán y Java, en donde ya lo cultivaban comercialmente para 1690. De ahí llevaron varios cafetos a Amsterdan y uno de esos fue a parar al que ahora se llama Jardin des Plants, en Paris. Por orden de Louis XIV.

Se dice que fueron 24 arbolitos de café que le enviaron al monarca francés desde Yemen y que de Paris fueron llevados a la isla de Bourbon en donde en 9 años, la variedad llamada Bourbon, se mutó a partir de los cafetos de Arábica originales.

En 1715, Guillaume Dufresne D´Arsel embarca 60 cafetos en él puerto de Moka y los transporta a la Isla de Borbón en el navío "Le Chasseur", "El Cazador". Solo llegan 25, y de esos, un año más tarde solo sobreviven dos arbolitos. Uno de ellos se le confía a un señor Martin en el pueblo de St Denis, al Norte de la isla; y el otro a un Sr. Houbert, párroco del pueblo vecino de St. Suzanne. En 1719 solo sobrevive el cultivado en St. Denis del cual se reproducen miles de semillas y se esparce su cultivo por toda la isla.

Entre 1860 y 1870, esta maravillosa especie se expandió de la Isla de Bourbon hacia Centro América, Colombia y Brasil.

Los Bourbones son arboles de porte alto, necesitan podas para poder regular su crecimiento, en las condiciones de la finca son altamente productivos, son cafés de buena dulzura con aromas y sabores frutales y acaramelados.

Son recolectados en un óptimo estado de maduración, sometidos a un proceso de fermentación controlada que ayudan a obtener una taza redonda, compleja y de sabor equilibrado.
El secado es 100% al sol.