Grand Cru Gesha Heirloom Finca La Carleida

Ubicada en el punto geográfico en el que la Cordillera de Talamanca, que viene de Costa Rica, se convierte en la Cordillera Central de Panamá, y da un giro de 90° sobre el Volcán Barú, creando un inmenso recodo.
Allí, en ese anfiteatro orográfico, los magníficos Terroirs de la Finca Carleida, están protegidos de los fuertes vientos, pero al mismo tiempo reciben las brisas que suben tanto del Océano Pacífico, como del Mar Caribe y se convierten en una intermitente mezcla de nubosidad y radiación solar.

Debajo de la finca, se encuentra Boquete y más allá, suben las empinadas laderas del Barú, el único volcán de Panamá. A un lado de La Carleida se encuentra La Esmeralda, la finca, ahora famosa en todo el mundo de los cafés especiales, por haber re-descubierto la Variedad Gesha que había permanecido ignorada en los cafetales boqueteños desde 1965.

Pero en La Carleida jamás se eliminaron esos cafetos originales de Gesha que ahora tienen casi 50 años, y mantienen mucho de su pureza genética, transmitiendo a su taza, las notas clásicas de un Heirloom Coffee.

La Taza del Gesha Heirloom

Los Catadores Q del Programa de Aseguramiento de Calidad de Café Granja La Esperanza la definen así:

Aroma/Fragancia: Floral, Jazmín, Cardamomo.

Sabor: Té verde, durazno, caramelo, Toronja.

Sabor Residual: Frutal, suave y complejo.

Acidez media: Media Brillante.

Cuerpo: Medio - Cremoso.


Historia del Gesha

El origen común del Café y La Especie Humana